Bienvenidos a Cadena Xeneize 24hs. de Pasión Bostera!!!

Wilmar, el negro del Barrios de la Boca

Marzo 11, 2018
La República de la Boca es la capital del fútbol Argentino. Tal vez la capital futbolística del continente americano. En 1904 nació el segundo equipo más importante del país, y un 3 de abril de 1905 nació la pasión en su más puro estado y amplio sentido: Boca Juniors, el que nunca teme luchar y jamás descendió.
Desde sus orígenes que la historia dividió a ambos equipos. Los aristócratas de la faja (franja) roja en sus limpias camisas blancas contra los laburantes genoveses. Los primeros se fueron y nunca más volvieron, el pueblo siempre se quedó en la República que lo vio nacer. La identificación de los Xeneizes con el barrio es total e indestructible.
Uno millonario, de galera y bastón; el otro es puro amor, garra y temperamento. Boca es luchar contra todos, aún en el barro. Y es representar un barrio, una república. Hablemos entonces de Wilmar Barrios, que lucha solo, aún en el barro y nos representa.
Cuando Barrios juega, propios y extraños lo sienten. No hace falta mirar las estadísticas de lo que significa la presencia del colombiano nacido en Cartagena de Indias. Si juega Barrios, hay más chances de ganar y de recibir pocos goles. Tan decisivo como irreemplazable.
Inicialmente era suplente. Guillermo Barros Schelotto priorizó un “5” de juego respecto al de quite. En su primer partido como titular, fue reemplazado en el entretiempo (vs Central, Copa Argentina 2016). En 2017 la historia pareció cambiar. Comenzó siendo titular contra Banfield en el Sur, luego fue suplente dos veces seguidas, la rompió contra Velez en Liniers pero aún así no era prioridad para el Gran Mellizo. De hecho, fue suplente contra River en la Bombonera, partido que Boca cayó 3 a 1, que pudo haber puesto en jaque el torneo pero que significó el trampolín para que el DT haga los cambios que todos pedíamos. Barrios y Tobio adentro, Betancur y Vergini afuera. Luego Jara ingresó por Peruzzi. Y ahí la base estuvo. Y está.
Amén de lo decisivo que es para todo el andamiaje defensivo y el orden táctico del equipo, desde aquel Boca 1 Newells 0, Barrios jugó siempre, y hasta completó los 90 minutos. Una sóla vez fue reemplazado (ante Belgrano, cuando Boca ya ganaba 3 a 0).
Juega, está dónde debe estar, ordena, manda, corre, releva, recupera, pasa bien el balón, ataca cuando ve el claro, distribuye si sus compañeros están tapadas, es el primer pase cuando Rossi sale del fondo. Es todo eso y más. Ayer recuperó la bola en nuestra área en el minuto 93 y en esa misma jugada asistió a Wanchope Ábila con una tranquilidad propia del que todo lo puede, en un momento dónde la pelota pesaba treinta kilos.
Hay un Boca sin él (el del 0 a 2 ante Argentinos en La Paternal) y otro con él (el que lleva más de 400 días puntero). No lo duden.
La tarde ayer ante Tigre fue otra noche furiosa del ex Tolima, esas que enamoran al hincha de Boca. Partidos que nos llevan a pedirle a los dirigentes que blinden ese jugador, que lo queremos diez años en el club. Porque el Negro, como cariñosamente lo apodamos y desde los cuatro costados del estadio ayer lo ovacionaron, entendió todo lo que es de Boca desde que debutó en el club. El miércoles –en Mendoza- tiene su chance de entrar en páginas aún más centrales de nuestra rica historia. Tiene todo lo necesario para hacerlo.
Con escasos 42 partidos vistiendo la azul y oro, marcando solo un tanto (decisivo para vencer al Pincha en el Estadio Único de La Plata) hubo identificación y amor a primera vista. Y es cada vez mayor.
A más de un siglo y una década de jugar en primera, los laburantes y humildes de la República de la Boca, los identificados con el barrio, encontraron alguien que reúne su historia desde su propio nombre y porte: se llama Wilmar, es negro, es pura garra y temple y su apellido es –lógicamente- Barrios. Es el alma de este Boca. Y Boca es nuestra alma.

Abogado y Periodista. Autor de Los verdaderos Mellizos de la Boca @leandrovaldesVM y Mística 2000 @bocamistica2000. Integrante de Asados Bosteros y comentarista de Cadena Xeneize.
Comentarios