Bienvenidos a Cadena Xeneize 24hs. de Pasión Bostera!!!

Un Equipo. Eso es Boca

Noviembre 06, 2017
Sin pausa alguna tras obtenerse un nuevo campeonato, y ya desde la pretemporada es que venimos remarcando la seriedad con la que el Boca Juniors de Guillermo Barros Schelotto asume cada compromiso. Eso hemos visto aún en los amistosos, generándose reclamos puertas adentro como aquel encuentro informal con Ferro. Seriedad y responsabilidad que luego la observamos en cada cotejo que disputa el Xeneize, sin importar el rival ni el marco.
Así Boca, sin jugar mejor que River y sin asumir el protagonismo desde el minuto cero contra el tradicional rival, sumó su octava victoria en fila en igual cantidad de encuentros disputados. El adversario, el partido 200 desde el profesionalismo, el estadio casi siempre enmudecido y los yerros de Pitana (está claro que no puede dirigir más a Boca ni tampoco a River) le dan el condimento adicional que a todos los bosteros nos gusta. Pero no quiero irme del juego, qué es lo que se pretende analizar.
Boca es un equipo que muestra la capacidad para sobreponerse a circunstancias de las más diversas. Desde un impensado 0 a 1 con Godoy Cruz al reciente empate parcial con River, poco tiempo después de la insólita expulsión de Edwin Cardona. Ni hablar de la lesión de Fernando Gago, tal vez lo más complejo que se ha vivido.
Los equipos se conforman por apellidos, verdad de Perogrullo. Pero como dice el DT, este plantel se fue armando de a poco y para ello fue necesario de una lógica adaptación al llamado mundo Boca y a lo que pide el propio entrenador. Más allá de ser mencionados más abajo, los que entran saben qué deben hacer y también qué es lo que no deben hacer. Se ha logrado reducir el margen de error (sólo dos goles en contra en 8 fechas) y se ha generado un funcionamiento que no varía en demasía cuando las circunstancias (lesiones, sanciones disciplinarias o lo que fuera) así lo demandan.
Rossi ataja las que tiene que atajar, y hasta alguna que es muy difícil también. Hace rato que justifica holgadamente su titularidad. Jara rinde, Goltz es el caudillo que precisábamos, Magallán no se complica y Fabra no tuvo su mejor partido pero ataca mejor que lo que defiende. Ninguno desentona. Los cinco trasmiten seguridad, como mínimo, para afrontar la Superliga.
El mediocampo, aún sin Gago, es el engranaje central del equipo. Barrios sigue siendo el limpiafondos que barre y limpia todo; Pérez el pensante y Nandez aprobó con creces (y gol) su primer superclásico. Pocos hombres que, como ayer, conviven con cinco rivales en escasos metros cuadrados. Y generalmente resultan triunfadores.
Los puntas no rindieron al mejor nivel, debiéndose dedicarle un párrafo aparte a Cardona. El colombiano venía de menor a mayor hasta que Pitana fue el de siempre y lo expulsó. Como Baldassi unos trece años atrás, marcarle un tanto a River parece que les genera una carga para expulsarlos. Poco diremos de Pavón y Benedetto, nada por recriminar ni caer en innecesarias exigencias o explicaciones. Son el 7 y 9 de Boca, y ojalá lo sean por varias temporadas más. Varias son muchas.
Pasó River, pasaron ocho fechas, 24 puntos, el equipo más goleador y el menos goleado. La diferencia con los perseguidores sigue creciendo, conformándose un colchón de puntos que a todo equipo le hace falta. Es que, como le ocurre a cualquiera, hay momentos en los torneos largos que los candidatos entran en rachas pierde puntos o ni hablar cuando el equipo juegue otras competiciones en paralelo.
Guillermo armó un equipo, y eso es Boca. Los resultados están a la vista. Los rivales lo saben y lo padecen, sin importar el marco.

Abogado y Periodista. Autor de Los verdaderos Mellizos de la Boca @leandrovaldesVM y Mística 2000 @bocamistica2000. Integrante de @asadosbosteros y comentarista de @cadena_xeneize.
Comentarios