Bienvenidos a Cadena Xeneize 24hs. de Pasión Bostera!!!

TETRA: Talento, esfuerzo, temperamento, rodaje y ambición...

Septiembre 24, 2017
Cuatro partidos jugados, cuatro ganados. Un promedio de tres tantos por encuentro. Dos goleadas de local contra equipos del interior, dos victorias en canchas muy difíciles como visitante. Dieciséis partidos sin ver la derrota como visitante, doce partidos invicto AFA (seis corresponden al torneo pasado, dos por Copa Argentina y los cuatro jugados en ésta Superliga 2017/8). A sólo un tanto de la máxima goleada contra Vélez en Liniers (fue en 1945). A los números agreguemos que cuando Vélez propuso pelear, Boca peleó (primer tiempo); cuando Vélez debió jugar (segundo tiempo), Boca jugó con Vélez.
Así arrancó Boca, así sigue jugando Boca. Con los cincos adjetivos enunciados en el título de la columna. Pero también con una notable superioridad física y mental sobre el rival que se le cruce enfrente. Es lo que el Xeneize viene demostrando desde que asumió el compromiso de ganar el torneo pasado, lo sostuvo en la pretemporada y lo ratifica con creces en este presente arrollador.
Boca ha superado distintos tipos de escollos: contra equipos que se encierran, contra quiénes le proponen ida y vuelta, arrancando perdiendo y hasta el ganar jugando mal como lo hizo contra Lanús o Brown de Madryn.
Y lo que más expectativas genera es que no depende de un jugador. Podrá ser el extraordinario goleador Benedetto (el Pipa lleva 31 goles en 36 partidos; mejor dicho, un gol cada 86 minutos jugados dado que disputó 2680 minutos. Sólo un tercio de los encuentros los completó), podrá ser una corrida de Fabra o centro de Jara, una avivada de Pérez, un desborde de Pavón, una jugada de laboratorio, o la magia que puedan imprimir los Gago o Cardona. Boca conformó un equipo, está engranado, aceitado, entiende que quiere y cómo lo quiere. Firme atrás, dominante en el medio y aplastante arriba. Debe sumarse la seriedad y responsabilidad que aporta Guillermo desde el banco. El Mellizo fue dirigido por Bianchi, sabe que el siguiente compromiso es el más importante.
Hay olor a Boca 1999, hay aroma a Copa Libertadores 2000. Lo escribí y expliqué durante la pretemporada y lo sostengo. La máquina de ganar se construye en la semana y se explota en el partido.
Así está Boca, desde arriba hacia abajo. Da gusto verlo jugar. Sin polémicas, sin entrar en todo el veneno que diariamente recibe desde la bronca, envidia y/o de la rivalidad deportiva de quienes no soportan ver a la mitad más del país feliz. Y Boca responde en el campo de juego con talento, esfuerzo, temperamento, rodaje y ambición.

Abogado y Periodista. Autor de Los verdaderos Mellizos de la Boca @leandrovaldesVM y Mística 2000 @bocamistica2000. Integrante de @asadosbosteros y comentarista de @cadena_xeneize.
Comentarios